top of page

La piedad es una cualidad que toda mujer debería anhelar.

photo-output.jpg

Por: M. Cecilia Celso

 

¿Cuáles son las características de una mujer piadosa? 

Al leer las escrituras, encontramos muchos textos, que hablan de la piedad. 
Vemos una devoción hacia Cristo, puesta en acción; como resultado de una vida transformada. 

Mujeres que por amor a Dios, han tomado su cruz y se han negado así mismas, para seguirle. Han mostrado su pasión por Él y han renunciado a las cosas pasadas.

Veamos que nos enseña S. Juan 20:11-18 sobre la piedad. 

11. Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro; 12. y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto.

13. Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto. 14. Cuando había dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; mas no sabía que era Jesús. 15. Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré. 16. Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro). 17. Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. 18. Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.

Aquí, podemos ver realmente la entrega y la pasión de una mujer piadosa. Como se duele por su Señor, como sufre por el Amado de su corazón, como persiste junto al sepulcro con lealtad y como le sirve y va a anunciar las Buenas Nuevas. 

¡Oh, Padre! Cuan grande y bondadoso eres.


Haz tu voluntad en mi vida, renueva mi corazón y mis pensamientos, para agradarte y honrarte. Que podamos con diligencia servirte y vivir piadosamente. 
En el nombre de Jesús, 
¡amén!
 

                                     

La mujer de la Biblia.

bottom of page