top of page

¿Qué es ser Santos?, ¿cómo se obtiene la santificación? 

photo-output.jpg


Por: M. Cecilia Celso

 

La santificación proviene de Dios y por medio del Espíritu Santo la obtenemos.


El Espíritu Santo, nos conduce hacia la oración y la lectura bíblica, para conocer más a nuestro Señor y Salvador Jesucristo y que a través de su palabra seamos regeneradas, transformadas, cambiadas, capacitadas, para que traiga a nuestras vidas convicción, con el fin de ser santos (apartado, que no participa y hace las cosas del mundo), para parecernos más a Cristo en apariencia y carácter para su gloria y estar enteramente preparadas para toda buena obra. 


El beneficio que Dios nos otorga mediante la oración, hace que al elevar nuestras súplicas y peticiones; seamos escuchadas y bendecidas de una manera espiritual y podamos mantener una comunicación fluida y comunión con Él, donde Cristo es el epicentro. Es decir yo elevo mi oración a Dios, pero el que intercede y ruega al Padre es Cristo, para que Dios nos otorgue todo lo que necesitamos, conforme a las riquezas de su misericordia. 
La santificación no es una práctica donde yo puedo abstenerme voluntariamente de ciertas cosas. Es la preeminencia del Dios trino hacia el hombre y la mujer que han nacido de nuevo por el poder del Espíritu Santo y que solo él puede cambiarme, de un estado a otro. 

1 Pedro 1:15-16
Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.

Hebreos 12:14

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

La mujer de la Biblia.

bottom of page